Silicon Valley, el laboratorio de transformación

Silicon Valley, el laboratorio de transformación

“Silicon Valley es un un motor que genera cambios”

En Silicon Valley fuimos a lugares que conocíamos, que son parte de nuestra cotidianidad, que utilizamos muchas veces apretando un sólo botón y desde ahí nos conectan con el mundo. Fuimos a lugares que sabemos que existen,  que incluso para muchos se habían transformado en un sueño, que están concentrados en el epicentro del emprendimiento e innovación de California.

Estuvimos en Facebook, conversando con un chileno que se destaca como Ingeniero Informático, en las oficinas de IDEO, destacada empresa de diseño de prestigio mundial, que es reconocida por haber realizado el primer prototipo del mouse de Apple y por haber creado la metodología de Design Thinking, recorrimos los fascinantes pisos de Airbnb, la plataforma que concentra la mayor cantidad de hospedajes a nivel mundial, sus oficinas son el mundo mismo, en donde cada sala de reunión está diseñada de manera temática como un rincón del mundo, conversamos con los ejecutivos de Silicon Valley Bank, el primer banco de los Estados Unidos dirigidos especialmente para Start Ups, y que además se atrevieron a salir de la estructura tradicional financiera e insertaron sus oficinas en un cowork, ahí mismo, en Galvanize, espacio de trabajo colaborativo es donde no sólo se reúnen las personas a trabajar, sino que se ha capitalizado el lugar con una amplia oferta de cursos de especialidad para todos aquellos que quieren aprender de manera autónoma en un nuevo modelo, llamaba la atención la concentración de personas con motivación de hacer las cosas de manera diferente y la cultura que tiene California de integrar la vida personal con la profesional, ahí y en otros lugares es común ir a trabajar con las mascotas a la oficina y tal como sucede en Chile, son muchas las horas que éstas pasan solas, entendiendo esta realidad, con empatía hacia sus equipos de trabajo los ejecutivos de este Estado saben que acciones como éstas son las que logran que un empleado sea mucho más feliz en ese lugar que también es su trabajo.

Google, como buen ícono mundial en la vanguardia de implementar buenas prácticas, cuenta con alimentación 24/7 para sus trabajadores, con casinos cien por ciento equipados, porque entienden que esta necesidad implica tiempo muy valioso y que además es el motor para mantener la energía.

Indiegogo por su lado, es una plataforma de crowfunding, innovador mecanismo de financiamento colectivo para proyectos de alto impacto mundial, basados en la innovación, y nos detenemos acá sólo para enfatizar tres cosas: La manera de hacer negocios cambió, hoy no hay límite para cruzar las fronteras y las buenas ideas se premian. Indiegogo está impartiendo la colaboración y visibilidad de proyectos que quieren cambiar el mundo.

Estuvimos en Kiva, escuchando iniciativas que desde la generación de microcréditos buscan poder sacar a personas de la pobreza, a quienes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad en lugares de alto riesgo en el mundo.

Silicon Valley está mirando al mundo, entregando soluciones, potenciando la creatividad, derribando lo establecido, y siendo un real laboratorio de transformación, un motor que genera cambios. Es en esta misma cuna es donde se incuba el Centro de Research de la NASA, Singularity University. Centro de estudios que promueve la educación disruptiva y desafía a cada uno de sus estudiantes y alumnis a impactar positivamente en cada uno de sus proyectos a un billón de personas, porque de esa manera aseguran que se puede llegar a cambiar el mundo, de verdad. Y cuando hablamos de “cambiar el mundo”, no es sólo de manera poética, sino que el trasfondo es dejar la inmovilidad, la indiferencia, y salirnos por un rato al menos de la zona de confort para mirar para el lado, ponernos en los zapatos de otros y ver de qué manera desde nuestros lugares podemos hacer mejor las cosas.

Dejar un comentario