Yo estudio KABBALAH

Yo estudio KABBALAH

“La Kabbalah es el estudio más fundamental al que podría haber escogido dedicarle mi tiempo”

Muchas personas que me conocen creen cuando les digo que estoy haciendo un Diplomado, estoy estudiando una especialización en Marketing o Ventas en la Adolfo Ibáñez, pero probablemente esas personas son las que componen el 1% de mi vida. Estoy estudiando Kabbalah en Kabbalife. Es el estudio de la vida a la que le dedico parte de mi tiempo. ¿Pero qué es la Kabbalah? No es una religión, tampoco los amuletos de buena suerte, tampoco es magia, ni pachamama. Kabbalah es cosmovisión, es filosofía, es el estudio de los principios universales de la vida, es el estudio del origen, y la comprensión del ser de manera integral. La Kabbalah es una manera de conocerse a uno mismo desde el estudio de conocimientos ancestrales, incluso anteriores al origen de todas las religiones, en donde no había dolor asociado al seguimiento de un pensamiento, sino que una fuente genuina de sabiduría que ayudaría a descifrar códigos imperceptibles para los desentendidos. La Kabbalah es una herramienta de sanación que ayuda a que sus aprendices seamos personas más conscientes en el mundo en que vivimos, que seamos capaces de conectarnos con el 99% . La Kabbalah está asociada con el judaísmo, algunos la denominan como “el pozo de las tradiciones místicas judías”, que para empatizar y llegar a concretar el deseo de explorar en los conocimientos más profundos de la interpretación hay que llegar de la mano de una fuerza superior; los deseos de sanarse y sanar, de la voluntad de explorar nuestro ser de la manera más profunda posible, o de la mano de una “madre” judía que esté llamada de llevarnos al lugar correcto. Estudiar la Kabbalah es la elección más fundamental que podría haber escogido, es un conocimiento trascendente, que beneficia directamente a todo nuestro entorno presente y futuro, y sana a nuestro pasado del 1%. La Kabbalah es una llave que nos permite explorar en nuestros pensamientos, comportamientos, relaciones, hábitos, en definitiva en la manera en que vivimos la vida y nos permite, sin castigo resignificarnos sin dejar de ser quiénes somos. La Kabbalah es un secreto que tiene que ser compartido, enseñado, educado, difundido en pro de una población más plena.

Dejar un comentario